FotoBaires

Protagonista involuntario, Mariano Andújar cometió un error que le costó caro a Estudiantes en la derrota 2-0 ante Barcelona de Guayaquíl. El arquero falló a la hora de rechazar en el tiro de esquina que derivó en el gol de Yefferson Mena y, de esa forma, le permitió al conjunto ecuatoriano jugar de otra forma en La Plata: "No hay margen de error y lamentablemente nos va a costar en el grupo. Hay que luchar los próximos cuatro partidos", indicó el "21". 

Anuncio.

Un puñetazo fallido con la mano izquierda y la pelota que le quedó en los pies a Mena: toque suave y gol de Barcelona. Fueron algunos pocos segundos en los que Andújar habrá querido que se lo trague la tierra, pero no, tuvo que poner la cara, seguir abajo de los tres palos y soñar con un empate que nunca llegó. Tal como sucedió ante Vélez, en el reinicio del campeonato, un error suyo le costó caro a Estudiantes, más allá de estar lejos de ser el único responsable de lo que terminó siendo la segunda caída del Pincha por Copa Libertadores. 

"El resultado no es justo, con diez jugadores también tuvimos nuestra situaciones y nunca dejamos de ir para adelante. Son momentos del equipo, porque nosotros erramos y los otros equipos te llegan una vez y te convierten", enfatizó el ex hombre de Palermo y Catania, entre otros, a la hora de dejar el vestuario local del Ciudad de La Plata. 

Al ser consultado por el planteo inicial de Nélson Vivas, Andújar evitó meterse en polémicas pero aseguró que no influyó para nada en el resultado final. "No creo que nos haya perjudicado jugar sin un nueve. En el primer tiempo jugamos bien, y cuando entró Toledo, nos dio la posibilidad de jugar más directo. No sufrimos en ningún momento el juego de Barcelona. Lógicamente cuando nos quedamos con uno menos, nos desprotegimos”, analizó el arquero albirrojo.