Blas Bonafini

Ignacio Bailone seguirá su carrera en Quilmes, club que posó los ojos en el delantero albirrojo a raíz de la lesión que sufrió Diego Torres. Este jueves por la mañana entrenó por última vez en Estudiantes, retiró sus pertenencias y se espera que el viernes sea presentado y entrene a las ordenes de Cristian Díaz, el técnico del club Cervecero. Sin lugar en la consideración de Nélson Vivas, no sumó minutos en este 2017 y se va a préstamo hasta final del torneo. 

Anuncio.

Faltaban dos puntos claves en la negociación: que AFA autorice al club Cervecero a sumar un refuerzo por la lesión de Diego Torres, y que Estudiantes acepte el préstamo sin cargo que propuso Quilmes hasta el final del campeonato. Se logró avanzar en estas dos direcciones por lo que Ignacio Bailone será cedido hasta mediados de año al conjunto que dirige Cristian Díaz. Más allá de ser una segunda opción, por detrás de Pablo Vegetti, los dirigentes quilmeños arribaron a un acuerdo con el representante de Bailone por el vínculo personal del futbolista surgido de Lanús. 

Desde el Sur siempre hubo optimismo para que la operación se resuelva de manera favorable. Este jueves por la mañana se despidió de sus compañeros, retiró sus pertenencias y ya mañana lo esperan en Quilmes para trabajar pensando en el final del campeonato. En declaraciones formuladas a FM Sur, Bailone indicó que "tiene que remar de atrás" en Estudiantes por el presente de Viatri y Toledo: "Quiero jugar y sumar minutos. Ojalá se de porque tengo ganas. Me sirve a mi y quiero dar una mano", sostuvo.