FotoBaires

Javier Toledo demostró que es vital en la estructura de este equipo conducido por Nélson Vivas. No había participado demasiado del juego en el primer tiempo pero los goleadores son así: tuvo una y a los 37' la mandó a guardar… ¡con el pecho! El ex hombre de San Martín (SJ) marcó su primer gol en la Copa Libertadores y le permite seguir soñando a Estudiantes con la clasificación a los octavos de final. 

Anuncio.

El delantero había estado en el centro de la escena tras la derrota de la semana pasada ante Barcelona. No por su rendimiento, sino todo lo contrario: Vivas lo dejó en el banco, jugó solo 45 minutos y el DT recibió una serie de cuestionamientos por la no inclusión del cordobés de 30 años. Hoy arrancó desde el primer minuto y devolvió esa confianza con un gol clave para las aspiraciones del Pincha en esta Copa Libertadores. Pero además se fajó con los centrales, corrió, luchó y fue reemplazado por Lucas Viatri a los 20' del complemento. 

Toledo se convirtió en el hombre gol de Estudiantes en este principio de año. Marcó tres en el plano doméstico y ahora tuvo su bautismo en la Libertadores, donde el Pincha necesitaba un triunfo como el agua. Y ahí apareció él…