FotoBaires

Juan Sebastián Verón fue el que manejó la batuta del equipo en el triunfo de Estudiantes ante Atlético Nacional. Aceleró cuando era necesario, durmió la pelota cuando el Pincha consiguió la ventaja y fue artífice del gol de Javier Toledo: de su tiro libre llegó el rebote de Armani para que el delantero marque el 1-0. Por decisión de Vivas, la Brujita jugó menos tiempo que la semana pasada, pero lo hizo en el mismo nivel y así los hinchas se pueden ilusionar con la clasificación a octavos de final. 

Anuncio.

Al ritmo de su capitán, Estudiantes bailó el tema del momento bajo la lluvia platense. A los 42 años, Verón guió a los más chicos, se acopló a los más grandes y todos juntos hicieron resurgir al Pincha en la Libertadores. En su segundo partido oficial en el año, la Brujita jugó 55 minutos en un nivel muy alto, corrió y presionó durante los primeros minutos, se rodeó de la mejor forma con Rodrigo Braña y Bautista Cascini además de meter sus clásicos estiletazos para la llegada de los futbolistas que se movieron por afuera. 

Justamente, Nélson Vivas fue el encargado de deshacerse en elogios para con el capitán albirrojo: "Verón a través del esfuerzo incentiva a sus compañeros. Sigue teniendo ese pie exquisito que nos tiene acostumbrados a ver y un gran carácter", mimó el DT a una de las figuras de la noche platense.