FotoBaires

Nélson Vivas habló tras la victoria de Estudiantes ante Atlético Nacional y aseguró que "se jugó un partido ordenado y que siempre estuvo controlado" más allá de no haber podido ampliar la diferencia de 1-0. El técnico definió a sus dirigidos como "un equipo duro", valoró la presión que ejerció el equipo en el primer tiempo aunque se lamentó por "haber terminado con el resultado corto". Entre sus apuestas, sacó chapa y elogió lo hecho por Lucas Diarte y Bautista Cascini, los dos jugadores que entraron esta noche y respondieron de buena manera. 

Anuncio.

Luego del partido, y tal como indica el manual de protocolo de la Conmebol, Nélson Vivas brindó una conferencia de prensa en la que analizó el rendimiento de su equipo. "Jugamos un partido muy ordenado. Si bien no fuimos vistosos, tuvimos el partido controlado en todo momento. Defensivamente jugamos un buen partido aunque el resultado termina siendo corto", destacó el DT albirrojo tras el 1-0 ante Atlético Nacional. 

"El equipo mostró carácter gracias a la madurez de muchos de los jugadores grandes. Necesitábamos ganar, pero tenemos cosas por mejorar como la tenencia de la pelota", enfatizó a la hora de ampliar su análisis el técnico que explicó el por qué del equipo que saltó hoy al campo de juego: "Había muchos jugadores con bastante trajín, por eso creímos que lo correcto era hacer descansar a algunos de ellos. Al no contar con el Ruso Ascacibar, y hacerlo Braña, creímos que lo mejor era rodearlo de Verón y Cascini". 

Justamente, a la hora de hablar de los jugadores que fueron incluidos en el once inicial de hoy, Vivas hizo foco en las inclusiones de Cascini y Diarte: "Lo de Bautista Cascini fue una apuesta y respondió. Con el ingreso del Tucu Diarte lo que buscamos fue preservar al Vasco Aguirregaray para el partido del fin de semana (Huracán)".