FotoBaires

El clásico se jugó con el cuchillo entre los dientes, y en esa tónica, los más destacados del triunfo de Estudiantes fueron los obreros del mediocampo: Rodrigo Braña e Israel Damonte dejaron la piel, manejando los hilos del equipo, una zona clave en un partido tan friccionado y cerrado. Por la decisión y la enjundia, Matías Aguirregaray completa el podio. 

Anuncio.

PUNTAJES:

Mariano Andújar (7): Desactivó pelotas claves que hubiesen torcido el rumbo del partido. Desde los tres palos, mostró seguridad.

Matías Aguirregaray (8): Vamo´ arriba, Vasco. El uruguayo jugó un correctísimo partido, proyectándose constantemente en ataque y pisando más de una vez el área. 

Jonathan Schunke (6): Gimnasia solo tenía a Nicolás Mazzola como referenica de área, neutralizado por el número seis.

Leandro Desábato (6): El capitán del Pincha estuvo a tono con el equipo: decisión, personalidad y dientes apretados. El que más lo complicó fue Erik Ramírez, por su condición de media-punta y su velocidad.

Sebastián Dubarbier (7): Como contra Boca, Dubarbier aprobó en el clásico. Se especuló en la semana con su posición dentro del equipo. En defensa, no tuvo complicaciones, y en ataque, intentó desnivelar por la izquierda.

Israel Damonte (8): El volante volvió a la titularidad y anotó el gol de la victoria para el Pincha. Con un cabezazo vulneró a Martin Arias y con la cabeza, pensó y ordenó al equipo. 

Rodrigo Braña (9): ¡Chapu corazón! Descomunal partido del 22 albirrojo. Compenetrado en la sintpnía del equipo, de lucha y de entrega. Determinante para cortar el juego Tripero, marcando el pulso de la mitad de la cancha. La amarilla lo condicionó, y aún así mantuvo la línea.

Bautista Cascini (6): En el triple cinco Cascini funcionó como el jugador pensante y creativo, aunque en el complemento se fue reemplazado. Sin él en cancha, Estudiantes perdió tenencia y distribuición.

Facundo Sánchez (5): Se lo notó incómodo, con menos recorrido posicionado como volante. Uno de los puntos flojos del Pincha en el clásico.

Lucas Viatri (6): De mayor a menor. No participó demasiado del juego y se fue apagando con el correr de los minutos.

Augusto Solari (6): Vivas apostó por su desequilibrio para ser uno de los extremos en la ofensiva, aunque no mostró su mejor versión. Tuvo un gran desgaste pero poca explosión para inquietar a la defensa de Gimnasia.

INGRESARON:

Juan Cavallaro (7): Ingresó en el momento en donde Estudiantes necesitaba tener la pelota y apostar al contragolpe. Oreja salvó lo que era su gol tras una jugada de Sánchez.

Iván Gómez (5): Reemplazó a Damonte y solo jugó un puñado de minutos.

Elías Umeres (-): Su única intervención fue en el último minuto, cuando Alexis Martín Arias lo derribó fuera del área.