Israel Damonte tuvo su tarde de gloria: Convirtió por primera vez en un clásico y le dio la victoria a Estudiantes, que estiró a 12 la diferencia con Gimnasia. "Estoy muy contento por el triunfo y por sumar de a tres", declaró este mediodía en conferencia de prensa. El Pincha se metió nuevamente en la conversación para obtener una plaza en la próxima Copa Libertadores, pero este jueves intentará seguir con chances en la actual edición. "Iremos a buscar ese resultado que nos de esperanzas", señaló el platinado.

Anuncio.

Con aire distendido y en un marco de tranquilidad, Damonte dialogó con los medios de prensa en la sala Roberto Sbarra. El mediocampista señaló que "desde chico soñaba con hacer esta clase de partidos y convertir un gol". Consideró que el triunfo fue justo y que la idea principal fue que Gimnasia no los complicara con pelotazos y jugase la pelota por abajo, donde Estudiantes ejerció mucha presión en los receptores. "Tratamos de liquidarlo en el segundo tiempo con alguna contra pero no lo pudimos conseguir", agregó.

En cuanto a la acción más importante del fin de semana para el mundo Estudiantes, Damonte confesó: "Sabemos que Dubarbier ejecuta buenos centros, el cuerpo técnico le indicó que amagara para que ellos se vayan metiendo en el área. Es de los goles que convertí de cabeza es de los más lindos". Ahora el Pincha quedó en la sexta posición, a una unidad de Newell's, Banfield y River (un partido menos), a dos de San Lorenzo y a cinco de Boca. Con 18 en juego, tiene posibilidades concretas de meterse en la próxima Libertadores y por qué no, de pelear el torneo hasta las últimas fechas. "En el campeonato trataremos sumar la mayor cantidad de puntos posibles para ver para que estamos. Hay que ir partido a partido", indicó el goleador del clásico.

El jueves el conjunto albirrojo se jugará una final en la Copa Libertadores; debe ganar en Ecuador y esperar que Botafogo no lo haga ante Atlético Nacional. En referencia a este encuentro, Damonte no anduvo con rodeos y expresó que irán por el triunfo, ya que es la única posibilidad que existe para soñar con avanzar de fase."Iremos a buscar ese resultado que nos de esperanzas de llegar con posibilidades al último partido del grupo", enfatizó. En junio se vence su contrato y tendrá que sentarse a hablar para seguir visitiendo la camiseta roja y blanca. "El club sabe que conmigo más allá de un contrato, tenemos un buen diálogo para poder continuar", cerró Damonte.