A pesar de la eliminación, Estudiantes escribió una nueva página dorada en la Copa Libertadores, ya que con la goleada por 3-0 ante Barcelona en Ecuador, el Pincha logró su mayor victoria en condición de visitante a lo largo de toda la historia. Anteriormente, y con Osvaldo Zubeldía en el banco de suplentes, el conjunto platense había goleado 4-2 a Independiente en Avellaneda durante el año 1968 y un 3-1 a la Universidad Católica en Santiago de Chile un año después. 

Anuncio.

El final de la novela lo encuentra eliminado, con mucha bronca, y pensando en lo que puede ser la clasificación a la Copa Sudamericana. Sin embargo, con la goleada en Ecuador, Estudiantes volvió a sumar un nuevo hito a su rica historia en la Libertadores: con el 3-0 ante Barcelona alcanzó la mayor victoria como visitante, quebrando dos resultados que vienen desde la epoca dorada de Osvaldo Zubeldía y el equipo campeón del mundo en Inglaterra. 

Por ese motivo, no termina siendo una excursión más independientemente de la eliminación, teniendo en cuenta el buen funcionamiento, la ratificación de lo que significó la victoria en el clásico y esta nueva marca que llena de orgullo a propios y extraños. El 3-0 tachó lo que habían sido las otras dos victorias abultadas fuera de La Plata: en Avelaneda ante Independiente (4-2) en 1968 y ante la Católica, en Santiago, un año más tarde (3-1).