El Pincha se reencontró con su gente y selló el pasaje a Octavos de final, superando sin complicaciones a Nacional de Potosí. En un nivel de rendimiento parejo y sin grandes sobresaltos, Sebastián Dubarbier, Rodrigo Braña y Mariano Pavone se destacaron un escalón por encima del resto. 

Anuncio.

PUNTAJES:

Mariano Andújar (6): No tuvo trabajo. Fue un espectador del partido y solo tuvo que desactvar tiros lejanos.

Facundo Sánchez (6): Se proyectó en varias ocasiones por su banda, aunque no fue determinante en ataque. En defensa, no pasó complicaciones.

Jonathan Schunke (6): Correcto partido de la zaga, con Schunke como el referente de la defensa. Nacional no inquietó.

Juan Foyth (6): Con la tranquilidad que lo caracteriza, se aventuró a salir jugando y siempre cedió la pelota a un compañero.

Lucas Diarte (6): En defensa sin complicaciones, y en ataque probó con un disparo de larga distancia que exigió al "uno" visitante.

Lucas Rodríguez (5): Inicialmente recostado por la derecha, se fue inclinando hacia el medio para encabezar los ataques. No gravitó demasaido en ofensiva.

Santiago Ascacibar (6): Quizás en su último partido, que él mismo pidió jugar, disputó 80 minutos como si no se estuviese definiendo su futuro. Sobre el final, recibió una merecida ovación. Si fue el último, ¡hasta la vuelta Ruso!

Rodrigo Braña (8): Un león. Tuvo un gran partido el Chapu, ordenando el mediocampo, quitando y pensando desde el centro del campo. Tomó siempre buenas decisiones y fue clave en el equipo de Matosas.

Sebastián Dubarbier (8): Como volante está el negocio. Gran partido de Dubarbier, que siempre que se proyectó lanzó centros de gol. Se hizo cargo de las pelotas detenidas, un arma muy utilizada a esta altura para el Pincha. 

Juan Otero (4): El más flojo de Estudiantes. Errático e impreciso, el delantero estuvo en otra sintonía.

Mariano Pavone (7): Dilapidó una ocasión dentro del área y después no perdonó. Se reencontró con la gente y con el grito de gol, diez años después de su última conquista. Sin la pelota se las arregló para llevar el equipo adelante.

Ingresaron:

Javier Iritier (5): Flojo partido del ex Huracán. Jugó 45 minutos y aportó poco al equipo.

Bautista Cejas (5): Casi no tuvo participación.

Bautista Cascini (-): Ingresó para que el estadio entero ovacione a su compañero en inferiores, el Rusito Ascacibar.