Un 6 de agosto de 1967 Estudiantes se consagraba campeón del Torneo Metropolitano y daba el puntapié inicial para una historia ya conocida. Aquel equipo, formado en su mayoría por jugadores surgidos de divisiones inferiores, rompió con la hegemonía de los grandes al vencer 3 a 0 a Racing en cancha de San Lorenzo y obtener el primer título en su historia.

Anuncio.

Estudiantes de La Plata cambió para siempre la historia del fútbol argentino y mundial, porque de la mano de Osvaldo Zuebeldía demostró que el trabajo, la disciplina y el sacrificio podía competir contra el poder establecido. Los grandes no pudieron festejar en 1967, porque el Pincha, el humilde equipo que hace algunos años atrás había vuelto a Primera División, les propinó un cachetazo imposible de olvidar. Con Poletti, Manera, Pachamé, Malbernat, Flores, Ribaudo, Verón, el emblema Carlos Salvador Bilardo y compañía, el conjunto albirrojo derrotó con claridad 3-0 a Racing y se quedó con el Metropolitano del 67.

Aquella consagración, fue la primera en la rica historia de Estudiantes y también el primer trofeo conseguido en la era profesional por una institución de las denominadas "chicas". El Pincha se metió a molestar entre los grandes, derrumbó con la hegemonía reinante y se convirtió para siempre en el enemigo público de grupos de derecha, empresarios y medios de comuniación afines al fútbol elitista y exlcuyente. Sólo iba a ser el principio de una historia que todos conocemos, porque hoy en las vitrinas de la calle 53 se pueden apreciar una Copa Intercontinental, Cuatro Copas Libertadores, una Copa Interamericana y cuatro títulos más a nivel nacional.

SINTESIS

Estudiantes (3): Poletti; Aguirre Suarez, Pachamé, Malbernat, Madero, Spadaro, Ribaudo, Bilardo, Conigliaro, Echecopar y Verón.

Racing (0): Spilinga; Gómez, Chabay, Martín, Mori, Basile, Cardoso, Parenti, Raffo, Rodríguez, Maschio.

Goles: 51' Madero (E), 68' Verón (E) y 72' Ribaudo (E).

Cancha: San Lorenzo