Luego de varios días de negociación, Estudiantes cerró a su séptimo refuerzo pensando en la nueva temporada: Matías Catalán. El lateral derecho de 24 años viene de sumarse a San Luis de México pero fue cedido a préstamo a Estudiantes por una temporada. Se trata de una apuesta para Gustavo Matosas, que pretendía una alternativa en la última línea para reemplazar a Facundo Sánchez en caso de que el ex Tigre no pueda jugar algún encuentro. 

Anuncio.

"¿Y ese quién es?", fue la pregunta que más sonó en el inicio del entrenamiento matutino de Estudiantes en este lunes. Se trataba de Matías Catalán, un defensor derecho de 24 años y que hizo inferiores en San Lorenzo pero que jamás pudo ganarse el puesto en el conjunto azulgrana. La última temporada jugó para San Martín de Tucumán y su buen rendimiento le permitió conseguir una transferencia al exterior, ya que sus derechos ahora son posesión de San Luis de México. 

Teniendo en cuenta que no iba a tener la continuidad deseada, y ante el requerimiento de Estudiantes, terminó recalando en La Plata, para rápidamente ponerse a las ordenes de Gustavo Matosas, quien soñaba con un competidor para Facundo Sánchez en la zona derecha de la defensa albirroja.