Más allá de lo que pasó dentro del campo de juego a lo largo de los 90 minutos, Estudiantes y Peñarol aprovecharon la jornada para fortalecer sus lazos institucionales y para que los hinchas vuelvan a encontrarse en una comunión que parece no tener fin. Antes del inicio del encuentro, la CD del Manya reconoció a Gustavo Matosas y Robert Lima a través de una plaqueta mientras que Mariano Vázquez Mangano y Fernando Morena, ídolo del Carbonero, los acompañaron en la mitad de la cancha. 

Anuncio.

Estudiantes fue el invitado de honor de una institución histórica como Peñarol que aprovechó la jornada para presentar a su plantilla para la próxima temporada, reunir a los hinchas en el "Campeón del Siglo" y tener minutos de fútbol más allá de que el partido no ofreció muchas cosas. Además, se fortalecieron los lazos entre ambos clubes, ya que desde temprano hubo varias reuniones y cónclaves entre los directivos que cruzaron el charco representando al elenco platense. 

Luis Álvarez Gélvez, el hombre fuerte de Estudiantes en lo que tiene que ver con las filiales y agrupaciones, le dio forma a lo que será la nueva representación del Pincha en Uruguay. Además, durante la tarde se reunió con su par de Peñarol e intercambiaron presentes en la previa del encuentro. Ya en el estadio, el Manya aprovechó para homenajear a Gustavo Matosas y Robert Lima, quienes recibieron una plaqueta de parte de Fernando Morena, una gloria del conjunto carbonero.