Agostina Rolle

Javier Iritier rescindió en la tarde de ayer su contrato con Estudiantes y su futuro estará en Tigre, club dirigido por Ricardo Caruso Lombardi y quien pidió expresamente por el ex mediocampista de Huracán. El paso del Mono por La Plata no será recordado demasiado, ya que jugó muy pocos partidos y no tuvo el nivel deseado para poder continuar. Con la llegada de Gustavo Matosas la ilusión se renovó pero duró muy poco. 

Anuncio.

En febrero de este año llegó de manera sorpresiva para reforzar el equipo dirigido, en aquel entonces, por Nélson Vivas. El objetivo de la Copa Libertadores era tan seductor que Estudiantes sumó un futbolista que únicamente podía disputar esa competencia. El mal paso del Pincha por el certamen atentó contra las aspiraciones de Javier Iritier, quien fue anotado exclusivamente para la Copa y por eso sumó tan pocos minutos a lo largo del primer semestre. Está claro, su rendimiento en esos encuentros no colaboró con lo que sucedería más adelante. 

En el día de ayer el ex mediocampista de Huracán rescindió su contrato con el club (fue un expreso pedido suyo) entendiendo que no iba a tener los minutos que deseaba como para sumar continuidad. Incluso, esta misma mañana ya trabajó a las ordenes de Ricardo Caruso Lombardi en Tigre, su nuevo destino para el campeonato que se iniciará a fin de agosto.