Foto: Prensa Selección Chile

La sensación de éste último tiempo en las inferiores de Estudiantes tiene nombre y apellido: Jairo Vásquez, categoría 2001, es el delantero goleador de la Séptima División con 19 goles en 19 partidos jugados. El juvenil no sólo se lleva las miradas en el Pincha, sino que la Selección Sub 17 de Chile también lo hace, donde ya lo convocó en los últimos días a viajes más que interesantes, donde inclusive sumó un título amistoso.

Anuncio.

Potente. Así se lo describiría a la perfección a Vásquez: nueve goleador, pese a no tener una altura impresinante sí comprendió cómo usar su físico para jugarle de igual a igual a cada defensor central que lo supere en centímetros. Y no sólo realiza su trabajo en el área, puede retroceder y aguantar de espaldas con una facilidad que asombra.

Éste retroceso muchas veces lo aleja del arco, pero a él le viene mejor: su fuerte es la pegada. No se lo puede dejar sólo en el área porque con un remate abre el marcador y también se da el tiempo de probar desde largas distancias, con tiros bien dirigidos y fuertes más que nada, que también acentúan su capacidad goleadora.

Jairo parece ser una gran apuesta del club, y a nivel internacional también lo saben, ya que la Selección Sub 17 de Chile puso sus ojos en él y lo convocó en el último tiempo. Sus padres son de dicha nacionalidad por lo que el delantero se pudo calzar la Roja sin problemas y hoy lucha por un lugar para ser tenido en cuenta en el Mundial Sub 17 que se avecina.

Chile fue sensación en el Sudamericano que recibió éste año y Vásquez en ese entonces no fue tenido en cuenta. Hoy su gran presente hace dudar a la estructura ya armada que tiene la selección trasandina y por eso aprovechó una convocatoria especial a Santiago de Chile el mes pasado, mientras que en éstos días se encuentra en un viaje de preparación en Francia junto con la Selección, donde disputó un torneo amistoso y en el último encuentro igualó ante el local 0 a 0 para adjudicarse el torneo.