Tras las primeras horas donde surgieron varios nombres, parece que empieza a haber una unificación: Lucas Bernardi sería quien está más cerca de La Plata. Por eso, en Pincha Pasión repasamos su ciclo como entrenador, donde en dos años ya suma tres clubes, su perfil de entrenamiento según sus declaraciones y cuáles fueron los principales desencadenantes en sus salidas.

Anuncio.

Bernardi se retiró sobre el final del 2014 jugando con la camiseta de Newell's. Tras seis meses de resultados irregulares, Gallego dejó el cargo de técnico y la dirigencia de La Lepra optó por quien había sido capitán en el último tiempo para que tenga su primera experiencia al mando. Al llegar a mitades de 2015, explicó que en la pretemporada "la pelota es cotidiana desde el primer día".

En su perspectiva como técnico, opinaba que "hoy por hoy los entrenadores dependemos mucho de las relaciones humanas. Más allá de lo futbolístico, la construcción del grupo y llevar adelante una idea es lo principal. En el futuro, la base de los DT pasará por la conexión que tengan con los futbolistas".

Finalmente Bernardi iba a presentar la renuncia en febrero de 2016, tras caer en el clásico con Rosario Central. Su ciclo en Newell's duró 18 partidos, donde sumó cinco triunfos, cinco empates y ocho derrotes (dos en los clásicos). Mucho, comparado a su siguiente historia: en noviembre de 2016 iba a asumir en Arsenal, pero cuando consiguió su primera victoria en Sarandí, se despidió tras cinco partidos en el cargo. Ganó ese último mientras que los cuatro restantes se dividieron en dos empates y dos derrotas.

El paso más claro: Godoy Cruz

Su salida del Arse no quedó clara, pero rápidamente iba a tomar las riendas de otro club: ésta vez su oportunidad fue en Godoy Cruz, donde tuvo la chance de dirigir Copa Libertadores. En contraposición a lo dicho cuando asumió, no fue regular en el torneo (condición que le había impuesto el presidente José Mansur), sumó 26 puntos de 48 posibles, pero tuvo una buena performance en la Copa, clasificando segundo en el grupo (una fecha antes) y disputando los Octavos de Final.

Cuando llegó, explicó respecto a su identidad futbolística que "la idea está, vamos a intentar hacerlo bien, jugar lindo. No es fácil, pero trataremos de consolidar una idea entre todos". Después de 24 partidos con 12 victorias, 4 igualdades y 8 derrotas, fue destituido tras caer en el partido de ida de los Octavos con Gremio en Mendoza, decisión que tomó el presidente a través del cortocircuito mencionado anteriormente y otros detalles, como una supuesta mala relación con Santiago García, figura del torneo anterior.

Así, Bernardi suma 47 partidos como técnico, donde obtuvo 18 victorias, igual cantidad de derrotas, y 11 empates, con una efectividad del 46%. En el Pincha, se acerca una reunión y el ex DT de Godoy Cruz parece ser quien pica en punta para el cargo que dejó Gustavo Matosas y que ocupa interinamente Leandro Benítez.