Foto: Blas Bonafini

La Reserva del Pincha dirigida por Martín Mazzuco cayó como local 3-2 ante San Lorenzo por la fecha 4 del torneo. El equipo albirrojo fue el protagonista del partido, pero el visitante estuvo efectivo y se llevó un premio inesperado de City Bell. A pesar de algunos desajustes, sobre todo en defensa, el selectivo volvió a mostrar una buena actuación.

Anuncio.

En el fútbol gana el que hace los goles, una premisa muchas veces simplista, pero que en este caso se ajusta a lo que fue la realidad del partido. Estudiantes tuvo dos caras en la cancha N°5 de City Bell: Una que tuvo las riendas del encuentro cuando la pelota pasó por las camisetas albirrojas, y otra que le cedió terreno a un San Lorenzo confundido que fue tomando coraje con los errores propios del Pincha. El resultado final fue 3-2 para el Cuervo, con un cierre ingrato para Estudiantes que lo había igualado cerca del final, pero que en una de las últimas terminó siendo derrotado.

A los 14' y luego de haber advertido con un remate de Bautista Cejas, llegó el primero para Estudiantes gracias a la presión alta que generó un error defensivo por parte de San Lorenzo. Leo Areal hostigó a uno de los centrales visitantes que se equivocó y dejó de cara al gol a Francisco Apaolaza, quien definió con sutileza. El primer tiempo siguió su rumbo con el Pincha mucho más metido en el trámite del partido, y si bien el Cuervo llegó por arriba un par de veces, las más claras fueron para los de Mazzuco. Bruno Cabrera tuvo la más clara con una media vuelta en el área chica que pegó en el travesaño.

En el complemento pudo haber aumentado la ventaja y tal vez definir el partido: Primero con una pelota suelta que quedó en el área, pero nadie pudo empujarla y luego con un frentazo de Mauricio Vera que se fue pegado al palo. Con el correr de los minutos Estudiantes fue cediendo el protagonismo y San Lorenzo, con poco, llegó al empate a través de un cabezazo de Domínguez. El Cuervo manejó muy bien la pelota y aprovechó la velocidad de sus externos para dejar de cara al gol al delantero. Luego del baldazo de agua fría, a los 21' llegó otro mazazo con un remate potente de Acevedo que venció la resistencia de Pourtau. En un abrir y cerrar de ojos la reserva albirroja se encontró abajo en el marcador.

Los ingresos de Mauricio Vera y Matías Ahumada Acuña le dieron un poco de aire fresco al ataque de Estudiantes, que volvió a inclinar la cancha. El Pincha contó con dos o tres opciones más de gol para igualarlo, la más importante pasando los 30' con un cabezazo de Apaolaza. Finalmente la igualdad llegó a los 39' mediante un anticipo de Vera con su pierna izquierda tras un corner al primer palo. Todo parecía indicar que el partido se cerraba con un 2-2, que no se ajustaba a la realidad pero que al menos le daba un punto al elenco albirrojo; pero a los 45' y tras una pérdida en el medio campo, el lateral derecho Molina ingresó de manera increíble sólo al área sin marca y definió a un palo de Pourtau. El visitante le hizo pagar caro los errores a Estudiantes, que fue más pero que se quedó sin nada en City Bell.