Lucas Bernardi fue presentado esta tarde como nuevo entrenador de Estudiantes y mostró parte de su pensamiento en una conferencia de prensa que se extendió por espacio de 15 minutos en la sala "Roberto Sbarra". Reconoció que todos los DT tienen sus formas aunque son los futbolistas los que terminan de aportar su impronta y también admitió dónde encuentras las principales fallas del equipo: "Hay que trabajar en el orden y la solidez defensiva". Debutará el próximo sábado ante Temperley en el Sur. 

Anuncio.

Vistiendo buzo oficial, y con una alegría inmensa justo en el día de su cumpleaños 40, Lucas Bernardi empezó a escribir su propia historia como entrenador de Estudiantes. "Es una responsabilidad enorme, este club tiene una gran historia y un buen presente", fue lo primero que dijo luego de la presentación formal de Juan Sebastián Verón: "Las relaciones humanas son muy importantes en el trabajo. Nos enfocamos en conocer a todos los que trabajan en el día a día. Buscaremos transformar lo negativo en positivo, que se vuelvan a sentir un equipo ya que es un plantel que tiene mucho para dar", dijo el rosarino. 

El malestar de los hinchas se hizo notar en las distintas redes sociales a partir de su designación aunque para Bernardi no es una preocupación: "Si el hincha ve un equipo sólido y que lo represente, más allá de los resultados se va a sentir identificado". A la hora de hablar de los objetivos, el rosarino de última paso por Godoy Cruz admitió que intentará "recuperar la confianza de los jugadores" luego de lo que fueron las últimas tres derrotas de manera consecutiva. "Siempre es importante tener jugadores de experiencia y que quieran a su club. Para nosotros y para los jóvenes", expresó a la hora de hablar del plantel.