Gastón Fernández volvió a ser titular de la mano de Lucas Bernardi y mostró su mejor versión en lo que va de la temporada. Jugando por detrás de los delanteros, la Gata estuvo fino y por momentos nos hizo acordar de aquel jugador que supo ser una de las figuras de la Libertadores 2009 y el Apertura 2010 con Sabella en el banco. 

Anuncio.

El equipo lo necesitaba, y un día la Gata volvió a enchufarse… Temperley le dejó muchos espacios, pero el nivel mostrado. sobre todo en la primera etapa, fue el que esperamos de un jugador de su talla. Movedizo, elegante y hasta comprometido con la marca, Gastón Fernández redondeó un partido que superó la corrección. Además de la gran definición en el tercer gol de Estudiantes, el enganche estuvo indescifrable para los mediocampistas y defensores de Gasolero, que no le encontraron la vuelta.

Un caño con pisada formidable en la etapa inicial y un control orientado para pasar entre dos en el complemento, fueron los "chiches" que entregó en una tarde ideal para él y para el equipo. Estas dos semanas serán necesarias para terminar de ponerse a tono físicamente -se mostró mucho mejor- y comenzar a asimilar las ideas propias del entrenador, para el cual la Gata será una pieza clave. La confianza, la solidez y el compromiso, vistos en el encuentro ante Temperley, tendrán que seguir siendo trabajados para encarar la recta final del año de la mejor manera.

VOLVIÓ A CONVERTIR

Gastón Fernández se reencontró con el gol en el Estadio Alfredo Beranger; su última vez con la camiseta del Pincha fue ante Boca Juniors en 2016. Aquel encuentro finalizó con victoria para Estudiantes por 3-1 con doblete de la Gata y el restante de Lucas Viatri. Otro que volvió a anotar con la camiseta albirroja fue Pablo Luguercio, quien contaba como último antecedente un tanto en 2008 ante Olimpo en Bahía Blanca.