Foto: Blas Bonafini

A pocos días de su llegada, Lucas Bernardi dialogó con distintas radios de la ciudad de La Plata. Tomando algunos extractos de la nota brindada a los colegas de 221 Radio, el nuevo DT de Estudiantes dejó conceptos interesantes para desmenuzar. Su amistad con Mariano Soso, su manera de trabajar y de apreciar el fútbol, entre otras cosas, fueron los rasgos más importantes de una entrevista muy jugosa. 

Anuncio.

Sin mucho apoyo de los simpatizantes pero con la aprobación total de Verón, -consensuada por uno de sus hombres de confianza como lo es Agustín Alayes- Lucas Bernardi asumió como entrenador de Estudiates y ya tuvo su primer desafío. Un triunfo contundente ante Temperley aquietó las aguas y por estos días la tranquilidad del Country es el caldo de cultivo escencial para el trabajo. "Siempre me gusta probar, ver las opciones que tengo, ver que jugador se puede adaptar mejor a un lugar. La posibilidad de que todos participen, se mezclen y puedan luchar por su lugar son importantes", expresó Bernadi en referencia a su manera de entrenar en la semana. "La competencia interna es fundamental; se necesita para sacar lo mejor de cada uno. Para mí es determinante para que el equipo ruede y avance", agregó.

Si bien solamente estuvo dos días al mando del plantel -antes de enfrentar a Temperley-, según Leandro Desábato les cambió el chip y les devolvió un poco la confianza que habían perdido tras los malos resultados. El cambio de esquema con la Gata de enganche y Otero como delantero, fue uno de los primeros aciertos de Bernardi a cargo del plantel superior del Pincha. "Entiendo que cada partido es un mundo diferente, a mí me gusta que puede ir mejor cada fin de semana y así llevarlo adelante. En algún momento saldrá el equipo de memoria", remarcó. "Las decisiones importantes dentro de la cancha las toman los jugadores. El entrenador tiene el objetivo de sacar lo máximo de ellos y del equipo. Al menos ese es mi objetivo personal", resumió en cuanto a sus expectativas. 

SU RELACIÓN CON SOSO

"La conexión con Soso es muy fuerte y se dio de una manera inesperada. El hincha seguramente comprenda mi amistado con él cuando no haya partido. Cuando hay resultados de por medio, dificilmente el hincha  lo comprenda. Nunca imaginamos encontrarnos en una misma ciudad en lados opuestos". Esas fueron las palabras con las que Lucas Bernardi se refirió a la amistad que lo une con Mariano Soso, director técnico de Gimnasia. "Lamentablemente estamos siempre dependiendo de los resultados. El fútbol se está volviendo cada vez más profundo desde la pasión. Tratar de encontrar el equilibrio es lo más difícil dentro de un ser humano", añadió en relación a lo que se vive tanto en Rosario como en La Plata cuando se trata de rivalidad y exitismo. 

¿CUÁL ES SU ESCUELA?

"Sería muy egocéntrico decir que tengo mis propias formas. De alguna manera se saca o se roba un poco de todos. En definitiva cualquier entrenador quiere ganar y tener un equipo competitivo. Las experiencias te llevan por un camino, y mi camino es el trabajo de grupo. No me pongo en ninguna línea, porque me daría verguenza ponerme detrás de algunos de esos nombres (Bilardo, Menotti, Bielsa), yo trato de hacer mi carrera", reflexionó el entrenador que hoy cumplió una semana al mando del primer equipo albirrojo.