Foto: Angel Acosta (Twitter)

Llegaron las documentaciones desde China y si bien aún faltan los últimos pasos, el crédito para el estadio está a punto de concretarse. El sueño de volver a 1 y 57 está más cerca que nunca, y en gran parte depende de que el dinero del préstamo se haga efectivo para comenzar con la parte final de la construcción, que según los dirigentes tardará entre 7 y 8 meses.

Anuncio.

Se retrasó un poco, pero finalmente llegaron los papeles que permitirán avanzar definitivamente con las obras en el Estadio Jorge Luis Hirschi. La empresa china Gold Max hizo llegar la documentación necesaria para oficializar el préstamo, el cual impulsará los últimos pasos de la tan ansiada vuelta a casa. Aún faltan resolver algunos temas administrativos, como por ejemplo la traducción de los papeles, pero pronto comenzará la cuenta regresiva para que que en mayo o junio del 2018 Estudiantes sea nuevamente local en 1 y 57 tras 13 años.

En diferentes medios como 221 Radio, Cielo Sports y Fútbol Viejo Nomás, los dirigentes de alto rango lo confirmaron: Marcelo De Luca y Juan José Calderón, entre otros, ratificaron que los papeles ya están en el país y que luego de traducirlos se firmará todo para que el préstamo se haga efectivo. Dentro de 7 o 10 días los 12 millones de dólares podrán comenzar a ser utilizados en la construcción total de 1 y 57. Los directivos confían en que mayo o junio del 2018 será el plazo definitivo para la finalización de las obras y que Estudiantes pueda estar en condiciones de ser local allí en la Superliga 2018/19.