Diario Hoy

Claudio Bernard, dirigente vinculado a las cuestiones de seguridad durante el primer mandato de Juan Sebastián Verón, disparó con munición gruesa y reavivó una interna que desencadenó en la salida de varios directivos, entre ellos todos los relacionados al área de finanzas. "Estudiantes se convirtió en un club de amigos", expresó el juez para luego ampliar: "Siempre critiqué desde afuera los mercados de pases oscuros y ahora me tocó vivir uno desde adentro". 

Anuncio.

El juez del Tribunal Oral y Criminal Nro. 2 Claudio Bernard, ex vocal titular de la CD albirroja, mostró su disgusto con el manejo de la gestión que preside Juan Sebastián Verón. En declaraciones formuladas a "El Equipo Deportivo" (Radio La Redonda) el ex dirigente comenzó realizando un balance de la gestión y resaltando la figura de los involucrados en el área de finanzas: "Tomamos un club muy difícil. No sabíamos cómo pagar los sueldos. Pero gracias al equipo económico, Buscemi, Di Bella y Russo, se hizo un cambio sustancial", inició su relató. 

"El presidente decidió volver a jugar al fútbol. Otra vez el desbarajuste. Pasamos a un tener un presupuesto de 40 millones a otro de 105 millones de pesos. Nos tenemos que comer un Ascacibar por año para pagar todo", expresó para más tarde aclarar que "desde finanzas no hubo injerencia en los últimos dos mercados de pases" para luego recaer sobre las figuras de Agustín Alayes y Diego Ronderos, dos de los hombres fuertes del fútbol albirrojo: "Tenemos dos gerentes pagos, (Agustín) Alayes y (Diego) Ronderos y otro de legales. Y no vemos resultados buenos. Una cosa es profesionalizar las áreas y otra es gerenciarlas. Pagarle a gente que no es idónea no está bien. Los resultados están a la vista". 

Antes de seguir disparando contra la figura de Juan Sebastián Verón, el ex directivo albirrojo contó que "solo hubo tres reuniones de CD y no se podía decir absolutamente nada", en clara alusión al estilo personalista que tiene la Brujita desde que asumió como presidente de Estudiantes: "Los que tenemos ideas no podíamos seguir. Incluso algunos que estuvieron cuestionados ahora volvieron".

Por último, también cayó fuerte sobre los responsables del área de marketing de Estudiantes, a quienes acusó de "no haber vendido un solo palco", reconociendo que por eso hubo que hipotecar parte del club para finalizar las obras del estadio. "La hipoteca es lo último que se hace para conseguir dinero. Lo hacés cuando estás acuciado. Y el tipo que fracasó ahora sigue en el club, degradado como vocal", manifestó en clara referencia a la figura de Mariano Vázquez Mangano para luego sentenciar: "Su gestión fue un fracaso"