Foto: Valentina Pescatori

Las divisiones inferiores de Estudiantes concluyeron un nuevo año en el torneo de Juveniles A de AFA pero lejos estuvieron de sumar algún título: la mejor categoría finalizó en la séptima posición mientras que el resto anduvo por la mitad de la tabla. Aún así, en el interior saben que los puntos no reflejan el objetivo como institución, el cual es formar jugadores para la Primera División.

Anuncio.

En relación a las categorías más grandes, la Cuarta División finalizó en la 14° posición con 39 puntos, siendo campeón Talleres con 64 puntos. En Quinta estuvo lo mejor: con 49 unidades, terminó séptimo en el torneo que obtuvo Boca con 68. En Sexta, también campeonó el Xeneize con 66 unidades y el León terminó 15° con 44 puntos.

En cuanto a las categorías menores, la Séptima División sumó 45 puntos para terminar 13° donde el campeón fue Vélez con 72. La Octava por su parte obtuvo 38 puntos y concluyó 17° en el torneo que obtuvo River que sumó 78. En Novena, Vélez se volvió a alzar con el título sumando 73 unidades mientras que el León sumó 47 puntos y terminó 11°, aunque con un partido menos.

Quizás un punto llamativo es la posición de la Octava División, pero refleja la idiosincrasia albirroja en inferiores: durante gran parte del torneo, no contó con Bruno Valdez y David Ayala, dos baluartes del plantel, ya que la postura del club fue cederlos siempre a la Selección Sub 15 dejando de lado los interés propios.Ambos jugadores hoy están disputando el Sudamericano en San Juan.

Estudiantes vuelve a apostar al futuro y no al presente en inferiores. El objetivo no es ser campeón en todas las categorías, sino formar jugadores que lleguen con las armas necesarias a Primera. Obviamente no pueden ser jugadores perdedores, el resultado importa, pero considerando la calidad de los equipos que se encuentran en los primeros puestos, el Pincha no tiene nada que reprocharse por finalizar 13° en la general.