Marcos Rojo volverá muy pronto a jugar tras una lesión que lo marginó mucho tiempo de las canchas. El ex Estudiantes no pierde la ilusión de formar parte de la Selección Argentina en el próximo Mundial y no descarta el regreso al club que lo vio nacer en un mediano plazo. Ya de regreso en Manchester tras un paso fugaz por Argentina, dialogó con los colegas de Cuna de Leones.

Anuncio.

Faltan aproximadamente 200 días para el Mundial de Rusia, y Marcos Rojo quiere decir presente. El jugador surgido del Pincha quiere volver de la mejor manera tras la lesión en su rodilla y ganarse un lugar en la consideración de Sampaoli. "Es mi meta estar en Rusa con la Selección. Trataré de volver de la mejor manera a mi club y mostrarme", expresó este lunes en Cuna de Leones

"SABELLA ME BANCÓ A MORIR"

Rojo fue titular en Brasil 2014 y pagó con un muy buen rendimiento la confianza que Sabella depositó en él. "Alejandro fue uno el mejor DT que tuve en mi carrera. Me bancó a morir y por suerte le pude devolver algo de lo que me dio", dijo en referencia a Pachorra. En cuanto a las críticas recibidas desde una parte del periodismo, el defensor sabe que es parte de un juego mediático y su idea es enfocarse solamente en trabajar en los entrenamientos y dentro de la cancha. "Hay que tratar de estar concentrado y trabajar duro. El periodismo deportivo es más un show, que es lo que vende. Cuando voy a La Plata me saco fotos hasta con gente de Gimnasia, si te guias por la prensa parece que todos te odian", agregó. 

"ESTUDIANTES ME FORMÓ COMO PERSONA"

"La Bruja me mandó un mensaje después de un partido donde me habían criticado. Me dijo que demostrara adentro de la cancha, que no escuche lo que decía el periodismo", confesó Marcos Rojo. También habló de su vuelta a Estudiantes, algo que da por hecho aunque no le pone un plazo. "Volver a Estudiantes es lo que más quiero, después del Mundial veré lo que hago. Tengo contrato hasta el 2019 en Manchester. No quiero volver en la última parte de mi carrera y que me puteen", dijo entre risas. El defensor mundialista no olvida sus raíces y lo mucho que le costó todo cuando formaba parte de las divisiones menores del Pincha, por lo que siempre trata de dar una mano. "Estudiantes me formó como persona que es lo más importante. En Manchester le pedí botines a mis compañeros, a ellos no le cuesta nada y para los chicos de inferiores es muy importante", remarcó y para concluir añadió: "En La Plata tengo todo lo que quiero, mi familia, mis amigos y Estudiantes… no lo cambio por nada".