Telam

Primero fue Mariano Pavone, más tarde Pablo Lugüercio y, ya en el partido, Sebastián Dubarbier. Los tres casos le generaron un dolor de cabeza a Lucas Bernardi, quien no pudo disimular el fastidio al momento que el lateral por izquierda le pedía el cambio a los 20 minutos del primer tiempo. Los casos de los delanteros son bien distintos: el Tanque presentó un cuadro de anginas que lo marginó de la lista de concentrados, mientras que el Payaso sufrió una lesión en el sóleo de su pierna izquierda.

Anuncio.

A pesar de los 15 días que separaron el triunfo ante Argentinos del cotejo en Victoria, en Estudiantes no pudieron despejar el maldito fantasma de las lesiones, que acechó durante la última semana y también en el compromiso frente a Tigre. El primero en caer fue Mariano Pavone, una fija dentro del equipo titular que imaginaba y trabajaba Lucas Bernardi para enfrentar al Matador. El Tanque no pudo entrenar jueves y viernes como consecuencia de un cuadro de angina que lo marginó de la lista de concentrados. 

Ya el mismo día de partido el que se cayó fue Pablo Lugüercio, quien no logró dejar atrás una lesión en el sóleo de su pierna izquierda y directamente fue desafectado del viaje a la cancha de Tigre. Su lugar en el banco fue ocupado por Matías Ruíz Díaz, quien concentró como el futbolista N°19. 

Por último, Sebastián Dubarbier aguantó tan solo 20 minutos en cancha. El lateral hizo un esfuerzo al intentar llegar a una pelota sobre la zona del banco de suplentes de Ricardo Caruso Lombardi y sintió un pinchazo que lo obligó a pedir el cambio. Habrá que ver cuánto tiempo lo termina marginando al ex futbolista de Almería, quien no logra dejar atrás una serie de molestias musculares que le quitan regularidad. Su lugar fue ocupado por Marco Borgnino. 

Cabe destacar que en el principio de la semana, Rodrigo Braña y Lucas Diarte también habían quedado marginados del encuentro por lesiones musculares. Lo del tucumano finalmente terminó siendo una baja importante teniendo en cuenta la lesión de Dubarbier durante el partido y la ausencia del Chapu Braña fundamental a la hora del armado del equipo, ya que el mediocampista es por lejos el jugador con mejor rendimiento del plantel.