Foto: Valentina Pescatori

Luego de algunos entrenamientos con el primer equipo, Nazareno Colombo se transformó en el primer juvenil categoría 99 en ser citado oficialmente a un partido de Primera División. Defensor central con técnica y buena pegada, el hijo de "Lalo" (Ayudante técnico de Vivas) tuvo un año irregular debido a las lesiones pero el cierre del 2017 le terminó dando una grata sorpresa.

Anuncio.

Son 20 los concentrados para enfrentar a Atlético Tucumán y entre ellos hay dos caras nuevas: Carlo Lattanzio y Nazareno Colombo. El primero ya debutó en 2015, y tras idas y venidas entre Cuarta División y Reserva, volvió a ser considerado por Bernardi. El segundo formará parte por primera vez de una concentración en la máxima categoría y eso es ya todo un logro. Aunque tal vez quede fuera del banco de relevos, la citación es un premio para el defensor central de muy buen rendimiento en la Quinta del Lomo Salinas.

El 2017 comenzó muy bien para él, con titularidad y goles incluidos, de penal y de media distancia. Jugó como medicampista central, como enganche, e incluso por momentos recostado en el sector derecho de la cancha. Polifuncional, con técnina y buen traslado de la pelota, Colombo es un jugador completo que se afianzó en el pueso de marcador central. Esa abanico de posibilidades fue lo que seguramente llevó al actual entrenador a tenerlo en cuenta ante la baja de Nicolás Bazzana. A mediados de este año sufrió un esguince grave de tobillo y estuvo alejado de las canchas por un tiempo; viajó a China juntó a Verón, Nicolás López, Facundo Monetti y otros juveniles. Pudo volver en los últimos encuentros y su rendimiento fue de menor a mayor a medida que comenzó a tomar ritmo. Finalizó el campeonato con 5 goles -tres de ellos de penal- y el premio mayor llegó este viernes con el llamado a Primera División.