Foto: Blas Bonafini

Una vez más en Estudiantes los protagonistas son ellos; los juveniles del Pincha estuvieron a la altura y fueron de lo más destacado en un partido que en aspectos generales fue muy deslucido. Lattanzio, quien ya había jugado un puñado de minutos en 2015, jugó como titular y tuvo un gran rendimiento, al igual que Iván Gómez, que fue lo mejor del mediocampo. Además Bautista Cejas ingresó y le dio el triunfo al equipo de Bernardi.

Anuncio.

Ante las lesiones y el bajo funcionamiento colectivo e individual, el entrenador recurrió a la cantera albirroja, que sigue dando sus frutos en la Primera División. Con Gómez y Lattanzio en el once titular -también Lucas Rodríguez, misma categoría pero con más partidos disputados- el Pincha consiguió una victoria sufrida y necesaria. Cuando todo parecía terminar en tablas, apareció desde el banco Bautista Cejas para darle los tres puntos a Estudiantes. Si bien su remate de media distancia se desvió en un defensor visitante, la intención de encarar y pegarle, dentro de una pobre performance del Pincha en este torneo, es algo más que rescatable.

En el mediocampo, a paso lento pero firme, Iván Gómez se va ganando la consideración del DT. El categoría 97 no tuvo mucho lugar debido a la gran competencia en su puesto -Ascacibar, Braña, Damonte, Cascini-, pero ante la ida del Rusito, las lesiones y el andar irregular del equipo, comenzó a ser un nombre habitual entre los citados. La sorpresa de este fin de semana fue Carlo Lattanzio, que luego de algunos entrenamientos en la cancha principal del Country, fue utilizado por Bernardi como titular para enfrentar a Atlético Tucumán. El delantero no sólo cumplió, sino que fue el mejor del equipo. Por otro lado, Tuta Cejas fue el segundo cambio introducido por el entrenador, y sobre los 43' puso el único tanto del partido. La fortuna estuvo de su lado, pero fue el premio a intentar algo distinto a lo que estaba entregando un partido chato disputado en el Centenario de Quilmes.