Estudiantes cayó 1-0 ante Boca en el último encuentro del 2017; a pesar de ser superior en gran parte del desarrollo del encuentro, el Pincha no tuvo ni fortuna ni efectividad en el arco contrario. Para colmo, en el segundo tiempo un remate débil de Barrios que en el camino no pudo despejar Braña se convirtió en el único gol en la noche quilmeña.

Anuncio.

El conjunto albirrojo no pudo cerrar el año de la manera deseada y aunque hizo en líneas generales un buen partido, terminó derrotado por la mínima ante el puntero. En la primera etapa Estudiantes fue más que Boca y contó con muchas acciones de peligro, mientras que en el complemento cedió terreno y a pesar de no sufrir demasiado, bajó su rendimiento y permitió que el visitante se lleve el partido con muy poco. En el Centenario de Quilmes ni el Brujo Manuel pudo atraer la buena fortuna, porque en dos ocasiones el palo le negó el gol al Pincha y del otro lado, un disparo que no traía problemas para Andújar terminó entrando pegada al palo luego del desvío en Rodrigo Braña.

Los primeros 45' fueron totalmente favorables para el equipo de Bernardi, que presionando muy bien en campo contrario dominó el partido. Las segundas pelotas y el duelo en el medio campo fueron ganados constantemente por Estudiantes, que cumplió con una tarea casi perfecta. La buena labor no pudo terminar de redondearse porque faltó lo más importante: el gol. Lucas Rodríguez tuvo el primero en dos oportunidades, a través de un tiro libre que dio en el palo y luego con un remate tapado por Rossi. Luego fue Pavone quien tuvo la suya, pero el palo le ahogó el grito tras un anticipo ofensivo. 

El empate era una buena noticia para Boca, que prácticamente no pisó el área protegida por Andújar. En el complemento el visitante comenzó a manejar mejor la pelota pero pocas veces pudo llegar con claridad: sólo algunos centros y remates asilados. Cuando el final comenzaba a aproximarse y ninguno de los dos parecía tener ideas para ganarlo, un remate de Barrios que Braña no pudo despejar en el camino se transformó en el único tanto de la noche. El Chapu le pifió y desvió el disparo, que se coló en el palo izquierdo.

Los últimos minutos fueron desprolijos y a pesar de buscarlo hasta el instante final, el Pincha no pudo llegar al empate. Derrota injusta ante el puntero del campeonato, que se llevó mucho premio del Estadio Centenario. Se termina un semestre muy irregular, con varios cambios de técnico y muchos percances en el camino. Tocará seguir trabajando, avanzar en las cosas positivas, corregir errores y esperar que lleguen algunos refuerzos, claves de cara la Libertadores. Seguir potenciando a los juveniles, que en las últimas fechas tuvieron una gran injerencia en el equipo, como son los casos de Lattanzio, Cejas y Gómez. El plantel volverá a entrenar en City Bell el 3 de enero y tendrá en el horizonte un 2018 cargado de desafíos y emociones…